Los precios de producción siguen subiendo en Alemania por el encarecimiento de la energía y de los metales, según revelan hoy las cifras publicadas por la oficina federal de estadísticas.
En junio, los precios se elevaron un 0,3% mensual y un 6,1% interanual. Los analistas esperaban una progesión mensual del 0,2% y anual del 5,9%.