Los pilotos y asistentes de vuelo de la aerolínea italiana han amenazado con paralizar Italia si el Gobierno presidido por Romano Prodi no apoya la decisión tomada por el consejo de administración de la aerolínea de bandera y no negocia en exclusiva la privatización de la compañía con el grupo franco-holandés Air France-KLM. En un comunicado conjunto, estos colectivos han asegurado "estar listos para paralizar el país durante varios días", en el caso de que el Ejecutivo italiano "ceda a las inadecuadas presiones llevadas a cabo por algunos exponentes del mundo político, institucional y sindical".