La cartera de pedidos de la industria alemana han subido en agosto un 1,2% con respecto a julio, según los datos provisionales publicados por el Ministerio de Economía. En julio, se había registrado todavía un retroceso del 6,1%. El aumento se ha producido sobre todo en los pedidos de bienes de inversión que han crecido un 1,7%. La cartera de pedidos de bienes de consumo y productos primarios se ha incrementado un 1,1 y 0,7%, respectivamente.