La encuesta fue realizada entre los días 18 y 22 de este mismo mes y hecha pública en el día de hoy.

Dicha consulta, arroja unos resultados que deberían tranquilizar al gobierno demócrata, pues la mayoría de los estadounidenses consideran necesario que el gobierno de EEUU incremente los impuestos y reduzca el gasto público para poder disminuir el actual déficit federal.

Pero donde no hay tanto acuerdo es a la hora de establecer qué impuestos deberían ser incrementados y qué servicios públicos son necesarios reducir. De todas las opciones planteadas en la encuesta, las que reciben más apoyo son las de recortar el número de empleos públicos y la de congelar el salario de los mismos.

Da la casualidad de que el presidente Obama anunció en el día de ayer la posibilidad de congelar los sueldos de casi todos los funcionarios con el fin de ahorrar unos 2,000 millones de dólares durante el próximo ejercicio.

Síganos en twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv