Después de todo los mensajes de la reunión de emergencia de los altos cargos de la UE no solamente no consiguieron atajar el contagio en los mercados de deuda, sino que contribuyeron a aumentar la confusión.
Los ministros de Finanzas de los países miembros de la UE daban mensajes de mayor flexibilidad de cara al rescate de Grecia, se habló de menores costes de la deuda, alargar plazos de vencimiento y entrada de fondos privados… Todos los miembros destacaban la necesidad de respaldar el euro pero no se cerraban acuerdos concretos y eso acentuó las caídas, que esperamos que continúen hoy en el orden de otro punto porcentual abajo, a pesar de que tenemos a los índices en situación de sobreventa, apuntando un rebote técnico en cualquier momento.

La rentabilidad del bono a 10 años de España superó ayer por primera vez desde 1997 el 6% . Por su parte, el diferencial con el bobo alemán, no solo superó por primera vez los 300 puntos básicos, sino que lo hizo ampliamente y cerró en los 336 pb (frente a los 285 pb del cierre del viernes). Desde comienzos de julio la prima de riesgo española ha subido +101 pb. En el caso de Italia, el bono a 10 años cerró en 5,68% (+41 pb) y su spread respecto al bono alemán cerraba en 301 pb (244 pb del cierre del viernes).

Van Rompuy visita hoy España.