En la cumbre que celebrarán hoy los líderes de la Unión Europea (UE) darán el visto bueno a un fondo de rescate permanente para la zona euro.
 
Además,  se espera que acuerden una norma de presupuesto balanceado, con los problemas aún no resueltos en Grecia proyectando una sombra sobre las discusiones.

Se supone que la cumbre -la decimoséptima en dos años- estará enfocada en la creación de empleos y el crecimiento, con los funcionarios buscando alejar la narrativa de las medidas de austeridad políticamente impopulares.