Además,  se espera que acuerden una norma de presupuesto balanceado, con los problemas aún no resueltos en Grecia proyectando una sombra sobre las discusiones.

Se supone que la cumbre -la decimoséptima en dos años- estará enfocada en la creación de empleos y el crecimiento, con los funcionarios buscando alejar la narrativa de las medidas de austeridad políticamente impopulares.