Los ingresos personales de los norteamericanos cayeron más de lo previsto  durante el mes de junio, al ceder el 1,3%. Los analistas de Bloomberg esperaban una rebaja del 1% frente a la subida del 1,4% que registró en mayo. El gasto personal subió ligeramente, un 0,4%, frente a una previsión de repunte del 0,3%.