Los principales gestores de fondos a nivel europeo parecen haber comenzado a reevaluar los riesgos inflacionistas ante la creciente toma de conciencia de que la ralentización económica frenará a la inflación, según se desprende de un estudio elaborado por Merrill Lynch. De acuerdo con los resultados regionales de la última encuesta de gestores de fondos elaborada por el banco de inversión, los inversores consideran que la inflación supone una amenaza menor a lo temido anteriormente y un 24% de los encuestados espera que los precios desciendan en los doce próximos meses, en contraste con el 32% que preveía un incremento en el informe de junio.