Se espera que los futuros del crudo suban el lunes en Estados Unidos después de retroceder de 70 dólares por barril, gracias a que las cifras de empleo mejores de lo esperado de Estados Unidos de la semana pasada renovaron la esperanza de una mejora en la economía mundial.
El descenso de los precios del crudo en Nueva York desde los máximos del viernes, y que continúa en Asia el lunes, podría ser temporal dado que se espera que los precios vuelvan a avanzar durante la sesión neoyorquina, afirma Ryuichi Sato, analista de Mizuho Securities. Los futuros del crudo dulce ligero para julio descendían 96 centavos a 67,48 dólares por barril. El crudo ICE Brent para julio perdía 89 centavos a 67,45 dólares por barril.

El crudo repuntó ligeramente por encima de 70 dólares por barril el viernes, después de que el informe de empleo mostrara el menor descenso mensual en ocho meses de las nóminas no agrícolas. Sin embargo, los precios terminaron con un leve descenso debido a la recogida de beneficios y a la fortaleza del dólar, que hizo que las inversiones en materias primas fueran menos atractivas. Los analistas de Schork Report expresaron su escepticismo acerca de la sostenibilidad del repunte de los precios del crudo, que dura ya siete semanas.

"Este repunte es puramente técnico", dijeron los analistas de Schork el lunes en una nota a suscriptores.

La atención esta semana se centrará en los datos de inventarios de crudo de Estados Unidos y en las cifras de ventas minoristas, en busca de más señales de mejoría de la economía estadounidense.