Los índices de Wall Street se negociaban sin una tendencia definida en la preapertura tras las dudas generadas por las alzas vividas en las últimas jornadas. Los contratos a futuro sobre el S&P 500 subian a 1.165 puntos, el tecnológico Nasdaq100 descendía a 1.932 enteros mientras que el Dow Jones descendía hasta los 10.719 puntos.

Para algunos, las alzas parecen estar en sus últimas etapas.  Citigroup redujo su posición en el sector financiero de "alta ponderación" a "neutral".  "Las acciones globales generalmente suben en los meses 12 al 36 de una recuperación del mercado. De manera que compre en los descensos y no siga mucho las alzas", dicen.

Las referencias macroeconómias de la sesión harán estar pendientes de los datos semanales de solicitudes de beneficios por seguro dedesmpleo, los precios al consumidor de febrero así como el índice de la Reserva Federal de Filadelfia correspondiente al mes  de marzo.

Los crecientes indicios de que Grecia podría recurrir al Fondo Monetario Internacional en vez de a los países de la zona de euro por apoyo hicieron caer al euro, al igual que los precios de las acciones de acreedores como National Bank of Greece, que informará sus resultados tras el cierre del mercado en Atenas.  En tanto, Standard & Poor's mejoró sus expectativas para la deuda de India de "negativa" a "estable" luego que ratificara la calificación "BBB-" del país.

Por el lado corporativo, Pfizer perdió frente a Teva Pharmaceutical Industries en la subasta por Ratiopharm, un fabricante alemán de medicamentos genéricos. Reuters informó que el precio del acuerdo fue superior a los 3.500 millones de dólares.  GlaxoSmithKline subía en Londres después que Novartis  abandonara sus derechos en Estados Unidos de una versión genérica de Advair de Glaxo.

Nike  podría subir luego que la fabricante de zapatillas duplicara con creces sus ganancias del tercer trimestre e indicara que sus pedidos crecieron un 9%.