Los contratos a futuro sobre los principales índices de acciones en Estados Unidos se negociaban en un estrecho rango el jueves a medida que los operadores adoptaban una posición de cautela antes de la publicación de informes contables clave.  Los contratos a futuro sobre el Standard & Poor's 500 subían marginalmente a 1.142,40, los futuros sobre el Nasdaq 100 descendían medio punto a 1.882,00, mientras que los del Promedio Industrial Dow Jones ganaban 8 puntos.
El miércoles, las acciones en Estados Unidos cerraron al alza, luego que una mejora en la recomendación para Merck diera un impulso al sector de los servicios de salud y que el sector financiero se beneficiara de las expectativas de mayores ganancias trimestrales.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 54 puntos, o el 0,5%, a 10681, el Índice Compuesto Nasdaq sumó 26 puntos, o el 1,1%, a 2308, mientras que el Standard & Poor's 500 ascendió 8 puntos a 1144.

La sesión del jueves incluye la publicación de los datos de ventas minoristas de diciembre y las solicitudes de beneficios por seguro de desempleo.

Estados Unidos también venderá 13.000 millones de dólares en bonos a 30 años. Tras el cierre de la sesión, Intel  informará sus resultados.

El sector financiero también centrará la atención del mercado el jueves cuando el Gobierno de Obama presente una propuesta de un cargo especial a 10 años sobre las grandes empresas financieras para repagar a los contribuyentes.

Por su parte, Hershey  autorizó una oferta por parte de Cadbury, mientras el fabricante de chocolates del Reino Unido intenta evitar una toma de control hostil de Kraft Foods, según un informe de Financial Times.

Los mercados asiáticos en su mayoría cerraron en territorio positivo el jueves, beneficiados de un alza en Wall Street luego que disminuyeran las preocupaciones de una restricción monetaria adicional en China. El índice Nikkei 225 de Tokio cerró con un alza de 172,65 puntos, o un 1,6%, a 10.907,68, su nivel de cierre más alto desde inicios de octubre de 2008. El índice compuesto de Shanghai ascendió un 1,4%, o 42,89, a 3.215,55, mientras que el Hang Seng de Hong Kong perdió 31,65 puntos, o un 0,2%, a 21.716,95.