La bolsa neoyorquina amanece animada ante los buenos augurios que le llegan desde Europa donde el 58% de los acreedores privados ya ha aceptado la quita del 70% sobre la deuda griega cuando hoy se cumple el plazo para el acuerdo. Lo hace, además, al compás europeo con tan sólo un índice, el Ibex 35, algo resentido en las ganancias. El dato macro que marca el pulso son las peticiones de desempleo en Estados Unidos para el que los analistas esperan que se mantenga estable en las 315.000 como la semana anterior. 
 
Los futuros de Wall Street viene con fuerza. Las compras se han instalado en la plaza americana a tenor del buen ánimo con el que vive el mercado europeo el día en que se debería poner punto y final a la negociación de Grecia con sus acreedores privados. A media sesión, el 58% de ellos había aceptado ya la quita del 70% sobre la deuda comprometida, aunque el país heleno necesitaría el 75% del total de acreedores para ejecutar esta operación.

El S&P 500 repunta hasta 11,4 puntos, muy discreto frente a las ganancias del Dow Jones de industriales que suma 104 puntos y el tecnológico Nasdaq con una subida de 20 puntos y casa firme de Apple tras el último descubrimiento de ayer. El gigante de la manzana presentó ante el mundo en la jornada del miércoles su nueva tableta, el iPad 3, con la que espera batir récords en número de ventas.

A nivel macroeconómico, el Departamento de Empleo dará a conocer el dato correspondiente a peticiones de desempleo de la última semana para el que el consenso de analistas espera que se mantenga estable en las 315.000.

En terreno empresarial, Chipmaker Altera Corporation publicará sus cuentas correspondientes al cuarto trimestre del 2011, aunque los analistas ya han alertado de la débil demanda.

Por su parte, el CEO de General Motors ha anunciado que faltan tan sólo dos años para que su división europea comience a dar beneficios.

La onza de oro sigue su escalada alcista. Ya lo dice siempre Eduardo Bolinches, director de Bolsacash, que el metal dorado es donde hay que estar. “Lleva doce años de tendencia alcista y, al menos, le quedarían otros dos años más”, afirma el analista en declaraciones durante el Trading Room que estos dos días se celebra en el Palacio de Congresos de Madrid. Hoy se ha despertado habiendo saltado los 1.700 dólares la onza. 

Idéntica situación para el oil Texas que se paga a 106 dólares el barril en vista de cómo continúa la tensión en Irán por su presunto arsenal nuclear. El par euro/dólar, a la espera de la decisión del BCE sobre el mantenimiento de tipos de interés, sigue cotizando muy lateral en la parte media del rango en el 1,33.