Los futuros de los principales índices europeos mostraban, media hora antes del comienzo de la sesión, que las bolsas europeas comenzarán la semana con una nueva sesión de recortes. Las principales plazas europeas, con la excepción de Madrid, que ganó el 1,11%, registraron la semana pasada pérdidas, que en varios casos superaron el 2%, ante el temor a que la recuperación económica sea más lenta de lo previsto. Así, el ascenso de mediados de semana no consiguió difuminar los números rojos de los parqués del Viejo Continente, cuyas caídas oscilaron entre el 2,84% de París, el 2,67% de Milán, el 2,41% de Londres y el 1,24% de Fráncfort.