Goldman Sachs está liderando el masivo interés que ha despertado Facebook (la red social más importante) durante los últimos meses en los mercados.

Pero curiosamente, al igual que en la mayoría de las entidades financieras, el acceso a este tipo de redes sociales desde los ordenadores del trabajo, está prohibida para todos sus empleados.

Es más, para ser más precisos, cualquier empleado de Goldman que trate de acceder a Facebook en el trabajo no sólo no podrá, si no que además recibirá un aviso similar a "el intento de acceso a esta web ha quedado registrado", con el fin de disuadir a todo aquel empleado que trate de acceder a su cuenta de Facebook.

Así que la pregunta es inevitable: ¿qué podrán hacer los gestores de patrimonio de Goldman para conocer con más profundidad el producto que necesitan vender a sus clientes? No hay que pasar por alto que Goldman acaba de invertir 450 millones de dólares en Facebook Inc, y este hecho hace que desde la alta direccion del banco estén muy interesados en que sus empleados conozcan el funcionamiento de dicha web.

Y no han tardado en ponerse manos a la obra. Ayer mismo los empleados de Goldman Sachs en San Francisco recibieron una lección por parte del director financiero de Facebook, David Ebersman, quien proporcionó a todos los gestores de patrimonio presentes, una lección básica de cómo funciona la red social más importante del momento.

Ahora se trata de que dichos gestores sean capaces de transmitir a sus clientes el gran potencial que ofrece esta compañía en el futuro.

Más información en Bloomberg.