La media de los créditos diarios concedidos por la banca japonesa ha aumentado un 0,7 por ciento en junio con respecto al mismo mes de 2006, hasta alcanzar los 3,21 billones de dólares. Si tenemos en cuenta los factores especiales, el balance de la entidad emisora nipona ha subido un 1,6 por ciento, hasta los 3,24 billones de dólares, en términos interanuales. Aunque los préstamos bancarios siguen en expansión, su ritmo de crecimiento se ha ralentizado ligeramente en los últimos meses, un hecho que para el BOJ se explica por las fuertes subidas que experimentó este indicador el año pasado.