Los costes laborales unitarios en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) registraron un incremento de ocho décimas en el segundo trimestre del año respecto a los tres primeros meses del ejercicio, cuando el encarecimiento fue del 0,9%, mientras que en términos interanuales crecieron un 3,6%.