La familia Cosmen y el fondo CV Capital Partners están estudiando mejorar su oferta para hacerse National Express, después de que este grupo británico de transportes, propietario de Alsa y Continental Auto, rechazara la presentada la pasada semana por importe de 600 millones de libras (unos 680 millones de euros).