Los bancos españoles han registrado un resultado neto atribuido de 14.141 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 20,1% respecto al mismo periodo del año anterior, según la Asociación Española de Banca (AEB). La patronal bancaria destaca "la buena evolución de las cuentas de resultados de los bancos" que se puede apreciar en la mejora experimentada en todos los márgenes. En concreto, el margen de intermediación ha crecido un 20%, hasta 23.514 millones, el de explotación avanzó un 21%, hasta 23.741 millones, y el ordinario ha aumentado un 16%, hasta 42.165 millones.