J.P. Morgan Chase & Co., American Express Co. y la entidad regional KerCorp. anunciaron ayer que levantaron en conjunto 8.700 millones de dólares mediante la emisión de acciones. De este modo, el total de capital recaudado por los bancos estadounidenses desde el 7 de mayo, cuando se anunciaron los resultados de las llamadas pruebas de resistencia, alcanza al menos los 65.000 millones de dólares. La colocación de deuda no garantizada y la conversión de acciones preferentes a capital común han agregado otros 20.000 millones, por lo que los bancos cuentan con considerablemente más capital en sus arcas que el exigido por el gobierno. La capacidad para recaudar dinero ha sorprendido a las propias instituciones. Los inversionistas que hace dos meses se negaban siquiera a acercarse a las acciones de los bancos ahora hacen fila para quedarse con los títulos, apostando a que lo peor para la banca ya quedó atrás. "Ahora es fácil recaudar capital; los inversionistas lo están engullendo felices", recalcó un ejecutivo de un banco que recientemente levantó fondos a través de una oferta de acciones.