Los analistas financieros estiman que la crisis de confianza suscitada en los mercados sobre el riesgo de quiebra de Grecia y Portugal "termine arrastrando" a España ante los déficit "elevados" que comparten, que en el caso español cerró 2009 en el 11,4% del PIB y que permanecerá cerca del 10% este año.  El gestor de renta fija de Renta4, Ignacio Victoriano, consideró "muy previsible" que la deuda española se encarezca a corto plazo, puesto que el saldo negativo de las cuentas en España "se está disparando". "España se va a ver arrastrada por la crisis de confianza de Portugal y Grecia porque el problema es igual", aseguró el 'broker' en declaraciones a Europa Press.