Los accionistas de Repsol YPF aprobaron en la junta de hoy el reparto de un dividendo complementario a cargo de las cuentas de 2008 de 0,525 euros por acción, cuyo pago se efectuará el próximo 9 de julio. De esta forma, el dividendo final del ejercicio se elevará a 1,05 euros por acción y superará en un 5% al repartido a cargo de las cuentas de 2007. Este importe supondrá destinar a los accionistas el 47% del beneficio neto obtenido durante el ejercicio.