El 89% del capital accionarial de La Seda de Barcelona dio hoy luz verde a la ampliación del capital de la compañía en 300 millones de euros. La junta también aprobó las cuentas de la empresa de los tres primeros trimestres de 2009 y la reducción del valor nominal de las acciones a 0,10 céntimos de euro.