Los accionistas de la Bolsa de Londres (LSE) han aprobado, en Junta General Extraordinaria, la compra de su homóloga italiana, la Borsa Italiana, por 1.630 millones de euros. El 78% de los accionistas presentes en la junta votaron a favor de una operación que, para el presidente de LSE, Chris Gibson-Smith, beneficiará a los mercados financieros europeos.
La Bolsa de Londres espera cerrar esta operación el próximo mes de octubre, después de obtener las pertinentes autorizaciones de los reguladores. Con anterioridad, los accionistas de Borsa Italiana aprobaron los cambios necesarios en los estatutos de la compañía para permitir el cierre de la operación. Asimismo, el 99,92% del accionariado de Borsa Italiana suscribió la oferta de la Bolsa de Londres. El pasado lunes, la autoridad reguladora de la competencia en Italia autorizó la transacción, afirmando que "el acuerdo no restringe la competencia en el sector". Para el presidente de LSE, Chris Gibson-Smith, esta operación es beneficiosa para los accionistas de ambas compañías y para los mercados financieros europeos.