Los accionistas de Agbar aprobaron hoy en junta general ordinaria celebrada en Barcelona repartirse un total de 389 millones de euros en dividendos, de los que 299,2 corresponden a un dividendo extraordinario anunciado por el consejo el 3 de abril con cargo a reservas voluntarias, y 89,9 millones más de dividendo ordinario con cargo a los resultados de 2008. El presidente de Agbar, Jordi Mercader, explicó en su intervención que este premio a los accionistas se explica por la buena marcha que ha seguido el grupo de distribución de agua en 2008 y a pesar de la crisis financiera mundial. "Tenemos una sólida fortaleza financiera y buenas perspectivas", constató Mercader.