Lloyd's Banking Group, la entidad surgida tras la fusión de Lloyd's y HBOS en la que el Gobierno británico controla un 41% tras las ayudas públicas otorgadas a la entidad, afirmó que volverá a registrar un resultado operativo positivo en 2010, tras las pérdidas operativas de 6.300 millones de libras (7.180 millones de euros de 2009). En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, la mayor entidad hipotecaria de Reino Unido indica que el resultado de la entidad en las diez primeras semanas del año ha sido "fuerte" y destacó la significativa reducción de sus costes respecto al mismo periodo de 2009, así como la tendencia a la baja de las provisiones por impagos, lo que invita al banco a pensar que esta partida registrará en el conjunto del año un resultado mejor de lo previsto tanto para particulares como para empresas.