Latinoamérica necesita una política fiscal más redistributiva para lograr reducir los elevados niveles de desigualdad en la región, afirmaron hoy economistas de la OCDE y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Santiago Levy, economista del BID, señaló en ese sentido que la región logró disminuir los niveles de pobreza durante la última década pero no ha hecho frente a un asunto "mucho más difícil": la reducción en la desigualdad de ingresos y oportunidades. "Latinoamérica no ha construido las bases necesarias para lograr ese objetivo", afirmó Levy durante una conferencia hoy en el centro de estudios Diálogo Interamericano. Levy mencionó que la nueva generación de "programas de pobreza" que se pusieron en marcha durante la pasada década como Oportunidades en México, Bolsa Familia en Brasil o Juntos en Perú, han alcanzado su techo y es necesario ir un paso más allá.