Las ventas minoristas de Alemania cayeron inesperadamente en enero, lo que sugiere que la demanda de los hogares de la mayor economía de la zona euro sigue en desaceleración, según los datos adelantados de la Oficina Federal de Estadística publicados el jueves. Las ventas minoristas cayeron un 0,6% mensual en enero frente a diciembre, según las cifras ajustadas a efectos de calendario, señaló la oficina de estadísticas. Hubo 26 días laborales tanto en 2008 como en 2009, indicó. Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires preveían que las ventas minoristas se mantendrían sin cambios respecto al mes anterior.