El volumen de ventas minoristas en la zona euro registró en febrero un retroceso de seis décimas respecto al mes anterior, cuando había caído un 0,2%, mientras que en términos interanuales el descenso fue del 1,1%, según los datos publicados por Eurostat. Por contra, en el conjunto de la unión Europea (UE) las ventas minoristas se mantuvieron estables respecto al mes anterior, cuando habían descendido un 0,4%, mientras que acumularon un retroceso del 0,5% respecto a febrero de 2009.