Las ventas minoristas de la eurozona cayeron en marzo un 0,4%, lo que supone un retroceso del 1,6% en tasa interanual. Bebidas y tabaco cayaeron un 0,1% mensual y un 2,7% interanual, mientras el sector no alimentario lo hizo un 0,6% mensual y un 0,9% interanual.