Las ventas minoristas de Japón aumentaron en marzo un 1,1% interanual, la octava subida consecutiva, hasta los 12,2 billones de yenes (78.200 millones de euros), según el Ministerio de Economía e Industria. Como en meses anteriores, la subida se explica por el aumento de los precios de la gasolina.