La sesión en Europa en estos momentos está siendo bastante revuelta en donde las turbulencias SE han centrado en el Ibex 35 por diversos motivos.

Nada más comenzar las negociaciones, Bankia empezó a tener problemas que llegaron a hacer perder algo más del 7% y es que todavía colea el hecho de no ver sus cuentas y un cierto desacuerdo con el estado sobre el pago de indemnizaciones accionistas.

Lo cierto es que el movimiento anterior sigue la estela que ha marcado el sector bancario español la ampliación de capital sorpresa del banco Santander y que ha arrastrado a todos a la baja durante los últimos días siguiendo el movimiento técnico del banco rojo. El miedo a que lo que hizo Santander sea el siguiente paso para casi todos ellos, hace que los inversores desconfíen del valor real de los susodichos.

Por otro lado, telefónica también ha puesto su grano de arena bajista al aparecer informaciones acerca de una posible ampliación de capital que ha hecho que el valor se hunda algo más del 2%.

Con todo lo anterior, el futuro del Ibex 35 perdió el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de octubre, dejando los mínimos del día en la zona del 50%, en donde hemos encontrado algo de apoyo.

Por otro lado, la bolsa de Atenas sigue con el rebote y con fuertes subidas en los valores bancarios bajo la estela de las recomendaciones de compra, muy arriesgadas, que aparecieron la semana pasada, y eso que hemos vuelto a tener una especie de cruce de declaraciones entre el gobierno griego y el alemán acerca de las intenciones del primero y de lo que está dispuesto a asumir el segundo.

El gobierno de Grecia está jugando sus cartas y no se esconde a la hora de presentar la posibilidad de salir del euro y pedir ayuda a Rusia, algo que de vez en cuando se vislumbra en sus declaraciones, aunque al final después siga diciendo que no va haber una salida de Grecia unilateral y que tampoco va a pedir ayuda a Rusia. En resumidas cuentas, están jugando sus cartas como si fuese una partida de póker.

Hoy ha sido el día de los PMI y tenemos que el de Rusia sigue empeorando, China también tiene problemas y España tiene una mejora significativa.

La temporada de resultados sigue su curso y hoy vamos a tener unos cuantos importantes en Estados Unidos mientras Wall Street vuelve a presionar al soporte que tiene en el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos de octubre. Recordemos que muchos, demasiados, valores importantes han presentado cifras peores de lo esperado y que las perspectivas para 2015 son también peor de lo esperado.

¿Alguna cosa más? pues sí. Muchas son las crónicas que aparecen en el plano internacional haciendo ver el miedo que ha despertado en los inversores la manifestación de Podemos en Madrid hace pocos días, por lo que tenemos un problema de percepción del riesgo ya que tener tantas elecciones en poco tiempo y con amenazas de radicales, hacen que el Ibex no sea el mejor sitio para poder capitalizar la mejora de la situación.