El mercado laboral británico mostró su mayor aumento del número de parados en búsqueda de trabajo en julio en 15 años mientras el mercado laboral sigue sufriendo las consecuencias de la ralentización económica, según la oficina nacional de estadísticas. El número de británicos que solicitaron subsidio por desempleo aumentó en 20.100 en julio, su sexto avance mensual consecutivo. Se trata del mayor repunte mensual desde diciembre de 1992 y supera en mucho la previsión de los analistas de un incremento de 17.500 solicitudes. Por su parte el dato de junio fue revisado al alza en 4.500 solicitudes hasta 20.000, frente a la estimación inicial de un alza de 15.500. Según los cálculos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el desempleo británico se incrementó en 60.000 en abril-junio frente al periodo anterior de tres meses, y subió en 15.000 respecto al año pasado. La tasa de desempleo subió hasta el 5,4% en julio, frente a la previsión de que se mantuviera en el 5,2%.