El Gobierno destinará el próximo año un total de 30.612,42 millones de euros al pago de prestaciones por desempleo, lo que representa un fuerte aumento del 58,7% en comparación con el presupuesto inicial de 2009, según consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010.


Si a este importe se suman las partidas destinadas a gastos de funcionamiento, los créditos totales destinados a la cobertura del desempleo ascienden a 30.974,84 millones de euros, lo que representa un aumento del 57,9%.

Según el Ejecutivo, el crecimiento de las prestaciones es consecuencia de la actualización monetaria y de la variación de los colectivos objeto de protección, debido al alto nivel de rotación del empleo y al aumento del número de desempleados que deriva de la actual coyuntura económica.

"Este fuerte incremento en el gasto por desempleo lleva al Estado a contribuir a la financiación del Servicio Público de Empleo Estatal mediante la aportación adicional de 16.434,73 millones de euros", indica el Ejecutivo.

FOMENTO DEL EMPLEO

En el capítulo de Fomento del Empleo, el presupuesto destinado a políticas activas asciende a 7.749,77 millones de euros, un 2,2% más. Del importe total, 4.783,25 millones de euros corresponden a actuaciones de inserción e incentivación de la contratación, dentro de los cuales se incluyen 2.850 millones de euros para bonificar la contratación de trabajadores desempleados y 249,91 millones para financiar la gestión de los créditos de políticas activas por parte de las comunidades autónomas.

Otros 2.851,85 millones se destinarán a actuaciones de carácter formativo, 5,93 millones a actuaciones de fomento de la economía social y 108,74 millones de euros a gastos de funcionamiento.

Por otro lado, el Gobierno acordó el establecimiento de dotaciones presupuestarias específicas entre 2006 y 2013, con el fin de facilitar el ajuste laboral en los sectores afectados por la apertura de mercados y la internacionalización de la economía. Para 2010, dicha dotación ascenderá a 39,64 millones de euros.

Por último, los créditos para formación profesional para el empleo alcanzan los 2.298,58 millones de euros, un 4,8% menos que en 2009, como consecuenca de la disminución de los ingresos previstos por cuotas de formación profesional. De esta cantidad, 932,22 millones de euros se destinan a formación de desempleados y 1.366,36 millones a formación de ocupados.