El Gobierno destinará el próximo año un total de 30.612,42 millones de euros al pago de prestaciones por desempleo, lo que representa un fuerte aumento del 58,7% en comparación con el presupuesto inicial de 2009, según consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010. Si a este importe se suman las partidas destinadas a gastos de funcionamiento, los créditos totales destinados a la cobertura del desempleo ascienden a 30.974,84 millones de euros, lo que representa un aumento del 57,9%.