Abajo, otra vez. Los inversores de la renta variable española vuelven a amanecer cabizbajos ante las presiones que la eurozona ejerce sobre Portugal para que pida un rescate financiero con el fin de evitar el colapso de España.


Los bajistas no dan tregua. Una jornada más las órdenes vendedoras se apoderan del selectivo español con caídas que vuelven a poner en peligro los 9.500 puntos. La incertidumbre que sigue pensando en el mercado se impone una sesión más ante las presiones que la eurozona está ejerciendo sobre Portugal para que solicite un rescate financiero a través de un fondo de ayuda europeo y evitar así el colapso de España. y es que es precisamente España el centro de atención ya que según publica el semanario británico “The Economist" el presidente del Gobierno español es "la clave" para evitar el colapso del euro, ya que lo que ocurra en España es “crucial” para la moneda única, por lo que reclama al líder del Ejecutivo español que "reavive las reformas" para detener la caída de la divisa europea.

Dentro del selectivo español, los dos grandes bancos vuelven a ser el lastre del mercado. Los títulos de BBVA lideran las pérdidas al dejarse un 2,62% a pesar de que la entidad ha cubierto en poco más de dos semanas el aumento de capital por más de 5.000 millones de euros para financiar la compra del 24,9% del banco turco Garanti. En concreto,la ampliación de BBVA ha recibido solicitudes que representan el 420 por ciento de las acciones a emitir, lo que supone un total de 3.114.733.255 de solicitudes contra una oferta de 742.939.164.

Además, la entidad que preside Francisco González es el foco de atención ya que los analistas de han elevado el precio objetivo del banco desde 12,68 hasta los 15,60 euros por acción, con consejo de comprar. Un mismo consejo que ofrecen sobre las acciones de Banco Santander que cotiza con descensos del 2,12% a pesar de hacer recibido el aumento de precio objetivo hasta los 13 euros con recomendación de compra. Tampoco parece convencer al mercado las declaraciones que ha realizado el vicepresidente del Santander, Matías Rodríguez Inciarte, al afirmar que el banco tiene menos deuda española de la que sería razonable en una gestión normal de activos y pasivos de la entidad, y que el aumento del coste de las emisiones de bonos españoles perjudica al grupo a la hora de buscar financiación en los mercados.

Las ventas llegan también de la mano del resto de la banca, así las acciones de Banco Popular pierde un 2,12%, Banco Sabadell cae un 1,67%, Banesto cede un 1,49% mientras Bankinter se anota una pérdida del 2%.

Números rojos también entre el resto de los pesos pesados pues, a las caídas de los dos grandes bancos, Telefónica cotiza con una pérdida de medio punto porcentual a pesar de que los analistas de WestLB han elevado el precio objetivo de la compañía desde los 23 hasta los 24 euros por acción, con consejo de comprar. Por su parte, Iberdrola cede un 0,44% mientras los títulos de Repsol YPFceden un 0,16% un día después de haber anunciado su deseo de vender un 15% del capital que tiene en su filial argentina YPF, según ha manifestado al supervisor del mercado estadounidense, la SEC.

Dentro del mercado continuo,Reyal Urbis es la compañía que consigue liderar los avances con subidas superiores al 5%, seguido por los títulos de Azkoyen que ganan un 3,78% y Tubacex que gana un 2,64%. Del lado de los descensos, SOS Corporación cotiza con pérdidas del 6%, seguido del 5,98% que pierde Cleop mientras San José cae un 5,47%.