Las solicitudes de subsidio por desempleo cayeron en 15.000 unidades durante la semana que terminó el 1 de diciembre hasta 338.000 frente a las 335.000 esperadas, según el departamento de Trabajo de EEUU.