Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo crecieron en 12.000 durante la semana que terminó el 11 de diciembre para totalizar 346.000 frente a las 335.000 esperadas. La media de las últimas cuatro semanas, que es un dato más fiable y menos volatil, subió en 4.250 solicitudes y se situó en 343.000. La referencia es peor de lo esperado.