El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, ha señalado que el persistente endurecimiento de la crisis crediticia, junto con la ralentización inmobiliaria y el alza de precios de la energía, crearán "vientos en contra del consumidor" en los próximos meses, declaraciones que abren una puerta a nuevos recortes de tipos en la próxima reunión del comité monetario, que tendrá lugar el próximo 11 de diciembre. El presidente de la Fed también aseguró que los bancos centrales deben estar "en alerta" y mostrar una sensibilidad extraordinaria en este nuevo escenario.