La banca concedió a las familias y empresas españolas 1,78 billones de euros en préstamos hasta septiembre, mientras que sus depósitos alcanzaban 1,24 billones de euros, con lo que la deuda de los españoles con la banca alcanzaba en el tercer trimestre 657.880 millones de euros, según datos del Banco de España.