Las cajas de ahorro ganaron 7.590,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 21,8% más que en el mismo periodo de 2006, gracias al crecimiento de su actividad, la ralentización de los resultados por operaciones financieras y el retroceso de los obtenidos por venta de activos. Los resultados fueron divulgados hoy tras ser analizados por el Consejo de Administración de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), reunido en el centro Cultural de Bancaja de Valencia. El resultado atribuido al grupo se sitúa en términos similares al crecimiento del balance total del sector, que ascendía a 30 de septiembre a 1,13 billones de euros, un 20,5% más. Esto es debido al fuerte crecimiento de la actividad, la sostenida contención de gastos y las menores dotaciones, la ralentización de las comisiones y de los resultados por operaciones financieras y el retroceso de los obtenidos por venta de activos.