Las cajas de ahorros andaluzas presentes en el accionariado del grupo SOS Cuétara quieren aglutinar sus participaciones a través del Banco Europeo de Finanzas, BEF, según publica el miércoles el diario Expansión. El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, defendió el martes la concentración del 25% en manos de las cajas andaluzas para tener una presencia más sólida en la empresa, según el rotativo. Las cajas andaluzas que cuentan con participaciones en el grupo de alimentación son Unicaja, Cajasol, Cajasur y Caja Granada. La compañía celebrará su junta accionistas el próximo 29 de junio para tratar, entre otros temas, la posibilidad de ejercer acciones sociales de responsabilidad contra los miembros del consejo que autorizaron un préstamo concedido a una sociedad de los antiguos gestores, Jesús y Jaime Salazar.