a Fiscalía de Francfort examina actualmente la solicitud de las autoridades de protección de datos del Estado de Hesse para abrir una investigación sobre un presunto caso de espionaje en Deutsche Bank, el mayor banco del país, lo que supondría un nuevo escándalo respecto a la vulneración de la intimidad de empleados y accionistas por parte de las empresas germanas tras los casos de Deutsche Telkom y Deutsche Bahn.