Las amenazas que pesan sobre la economía estadounidense se intensificaron, aunque hasta el presente ha dado pruebas de una resistencia superior a lo esperado, ha estimado Frederic Mishkin, uno de los gobernadores de la Reserva Federal, en un discurso pronunciado en Israel. 'Con la construcción de viviendas en continuo declive y los precios de la energía en ascenso, las factores de riesgo que pesan sobre el crecimiento continúan apareciendo, en mi opinión, en aumento', afirma Mishkin, cuyo discurso fue hecho público por el banco central estadounidense. 'La recuperación de los mercados financieros debería ser lenta, me parece, lo que debería someter a la economía estadounidense a vientos en contra durante cierto tiempo'. 'En consecuencia, el crecimiento podría ser más bien débil, aunque espero que se recupere el año próximo', agrega.