Ambas compañías llevarán a cabo su fusión en una joint venture al 50%.


La cifra de negocio combinada de los activos integrados alcanzó los 1.830 millones de libras (2.181 millones de euros) y un resultado bruto de explotación de 210 millones de libras (250 millones de euros).

Según Lafarge, la demanda de cemento crecerá entre un 3% y un 6% en 2011, liderada por los países emergentes, mientras que en el caso de las economías desarrolladas, la multinacional espera una lenta recuperación.