El crecimiento económico de la zona euro resultó mejor de lo previsto en el primer trimestre, de acuerdo con unos datos rectificados que también confirmaron una desaceleración fuerte en el segundo trimestre. Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, dijo que el crecimiento de los 13 países que usan el euro fue de un 0,8 por ciento trimestral en el período enero-marzo, el mismo que el del muy buen cuarto trimestre de 2006. Antes se había calculado un 0,7 por ciento para el primer trimestre.