La Comisión Europea dijo el lunes que ha fijado el 29 de julio como fecha límite inicial para decidir si autoriza la alianza de Fiat y Chrysler. El plan de reestructuración de Chrysler contempla que la nueva compañía estará controlada en un 20% por Fiat, y cerca del 67% pasará a manos del sindicato United Auto Workers. Fiat se asegurará un 15% en caso de que se cumplan unos objetivos de producción, y cuenta con una opción para comprar otro 16%, lo que elevaría su participación al 51%, una vez que Chrysler haya amortizado su deuda con el Gobierno estadounidense. Fiat suministrará al fabricante estadounidense tecnología para motores y plataformas automovilísticas dentro del acuerdo alcanzado por su consejero delegado, Sergio Marchionne.