Novartis dijo el jueves que recibió los permisos para vender su nuevo fármaco para el cáncer de riñón Afinitor en la Unión Europea, lo que supone la segunda aprobación para esta nueva medicina que la farmacéutica suiza espera que sea un superventas.
Novartis, con sede en Basilea, Suiza, dijo que la Comisión Europea aprobó el fármaco para su uso en pacientes con cáncer de riñón avanzado que no responden a otro tratamiento.

Si el fármaco fuera aprobado para el tratamiento de otros tipos de cáncer muy extendidos, podría generar unas ventas anuales de más de 1.000 millones de dólares, dijo Novartis.

La Administración Alimentaria y Sanitaria de EEUU aprobó la venta de Afinitor en marzo. En un principio, las ventas del medicamento serán pequeñas, dicen los analistas.