Wall Street se derrumba. Los índices americanos acusan las ventas al cierre de la sesión ante los temores del empeoramiento de la economía de la zona euro y pese a la votación a favor de la reforma financiera propuesta por Barack Obama. Así, el Dow Jones  cayó o un 3,60 por ciento, a 10.068,01 puntos, el S&P 500 perdió un 3,90 por ciento, a 1.071,59 mientras el Nasdaq cedió o un 4,11 por ciento, a 2.204,01.
La corrección aparece tras una serie de noticias negativas en Europa, desde las preocupaciones sobre la crisis de deuda de Grecia, a la decisión unilateral de Alemania de prohibir la apuesta a la baja en algunos instrumentos financieros.

Las acciones de los bancos y de productores de materias primas, las cuales son más sensibles a los ciclos económicos, estuvieron entre las más golpeadas.

El índice de bancos KBW cedió un 5,1 por ciento, mientras que el índice de energía del S&P .GSPE perdió un 4,4 por ciento, luego de que los futuros del petróleo crudo estadounidense cayeron un 2,7 por ciento, o 1,86 dólares, a 68,01