“Las tibias decepciones en algunos datos de actividad publicados la semana pasada en EEUU propiciaron una tregua en la dinámica alcista reciente de los principales índices bursátiles, puesto que sirvieron al mercado para recapacitar acerca del ritmo de recuperación que implícitamente están descontando en la actualidad las cotizaciones, una recuperación rápida que poco tiene que ver con los fundamentales todavía muy endebles que sigue presentando el consumidor”, reconocen desde Banif.