La tasa de desempleo en la eurozona aumentó hasta un nuevo máximo de dos años del 8,2% en enero, frente al 8,1% de diciembre, ya que más compañías redujeron sus plantillas en un intento de sobrevivir a la recesión, según datos de la agencia de estadísticas europea, Eurostat, publicadas el viernes. El incremento llevó la tasa a su nivel más alto desde septiembre de 2006 y superó las previsiones de consenso del mercado, que situaban el dato en el 8,1%. La tasa de paro de diciembre se revisó al alza desde el 8,0% anunciado el pasado mes. En la Unión Europea, los niveles más altos de paro se registraron en España, donde la tasa subió al 14,8% en enero, y en Letonia, donde aumentó hasta el 12,3%, según Eurostat. Las tasas más bajas fueron el 2,8% en Holanda y el 4,0% en Austria. En Alemania, la mayor economía de la eurozona, la tasa de paro aumentó en enero al 7,